Contabilidad para Comunidades de Propietarios


Juan Rodríguez Baeza
, Administrador de Fincas de Madrid con una trayectoria profesional de muuuchos años ligada a la aplicación y adaptación del Plan General de Contabilidad, para la gestión económica de las Comunidades de Propietarios, ha escrito este libro que supone un MANUAL BÁSICO de imprescindible estudio para todos los Administradores de Fincas que utilicen algún software que permita la aplicación de los principios de la CONTABILIDAD POR PARTIDA DOBLE. Es cierto que actualmente la LPH no exige aplicar la normativa contable para llevar las cuentas de una Comunidad de Propietarios.

No obstante en la actualidad, yo soy un converso de dicha necesidad, no sólo por que en un futuro pueda ser exigido por la Agencia Tributaria para eliminar el enorme agujero de fraude fiscal que pueda existir en las facturas sin IVA que se pagan en este ámbito, sino porque además esto implicaría utilizar la TÉCNICA DE LA PARTIDA DOBLE, atribuida al franciscano Luca Pacioli, para poder reflejar más fácilmente la situación económica de la Comunidad de Propietarios en un momento dado (balance de situación).

Es cierto que se podría gestionar la Comunidad con un libro de INGRESOS y GASTOS atendiendo al criterio de CAJA (anotar sólamente lo que esté cobrado y/o pagado) pero desde mi punto de vista, este sistema tiene muchas limitaciones, entre otras porque no reflejamos en el balance los pagos pendientes de realizar, y pueda por ello llevar a error el hecho de que podamos tener cierto saldo en el banco al cierre del ejercicio.

Puede ser que el programa de gestión de comunidades que se utilice, muestre un espejismo de contabilidad, una apariencia de asientos con debe y haber, pero fundamentalmente si no contempla la apertura y cierre de ejercicios así como la posibilidad de acceder al DIARIO y poder editar los asientos, desde mi punto de vista no es un programa adecuado para este sector.

Pienso que las cuentas hay que hacerlas siguiendo la técnica contable, de la forma más cercana al Plan General de Contabildad, y luego el programa que tengamos debe mostrarnos diferentes tipos de balances o informes, entendibles tanto para quien no sabe contabilidad (lo que tradicionalmente se conoce como “la cuenta la vieja” principalmente ingresos y gastos siguiendo el criterio de caja, de manera que se pierde mucha información y el balance en este caso puede no mostrar de una forma clara la situación económica REAL de la Comunidad de Propietarios) como para el que sí conoce y prefiere se le muestre una cuenta de resultados o un balance de situación. Aunque pueda parecer increible, MUY POCOS de los programas de gestión de comunidades de propietarios cumplen este requisito.

La partida doble es el método o sistema de registro de las operaciones más usado en la contabilidad. Este se asemeja a una balanza ya que tienen que estar en iguales condiciones para estar en equilibrio. Aqui tiene que ver dos palabras: el debe y el haber El DEBE es debitar cargar o deudora, entre otras palabras debito. El HABER es acreditar, abonar, entre otras palabras credito. La Teoría del Cargo y del Abono o Partida Doble determina que las cuentas de ACTIVO aumentan por el Debe y disminuyen por el Haber, las cuentas de PASIVO aumentan por el Haber y disminuyen por el Debe y las cuentas de CAPITAL aumentan por el Haber y disminuyen por el Debe. Estos conceptos son básicos para poder realizar asientos en el Libro Diario.

Preguntado Juan Rodríguez Baeza, autor de este libro, sobre si existe algún programa que permita llevar la Contabilidad de una Comunidad de Propietarios aplicando los criterios de su libro, me indicó que NINGUNO.

Enlaces relacionados:

About Fran-Sevilla

Soy Administrador de Fincas Colegiado en Sevilla desde 1986. Mientras estaba trabajando en el negocio familiar seguí estudiando y me licencié en Derecho por la Universidad de Sevilla. No obstante desde los 15 años, en que me regalaron un Sinclair ZX Spectrum, que todavía conservo, la informática y la tecnología me cautivaron. Actualmente sigo ejerciendo como Administrador de Fincas, pero estoy muy interesado en el uso de toda nueva herramienta tecnológica que pueda ayudarme a prestar un MEJOR SERVICIO a mis clientes y tener una VENTAJA productiva en el desarrollo de mi trabajo.

7 thoughts on “Contabilidad para Comunidades de Propietarios

  1. Me parece muy bién que se publiquen libros destinados a facilitar y enseñar las funciones del administrador, pero me gustaría saber 2 cosas sobre el manual publicado por Juan Rodriquez Baeza:
    – ¿Este manual esta adaptado al cambio que se produjo en el plan genreal contable? por lo que he visto en internet se trata de una edición de 2007.
    – y ¿donde adquirir el manual? he intentado por todos los medios solucionar estas dudas, pero no hay manera.

    Muchas gracias

  2. El MANUAL no se ajusta al PGC 2008 porque está publicado con anterioridad, aunque las modificaciones en el ámbito de las Comunidades de Propietarios son mínimas, ya que se trata de micropymes que no tienen que utilizar los nuevos grupos 8 y 9, y tampoco tienen la problemática de los grupos de empresa.
    En definitiva, hay muy pocas variaciones, y se mantiene lo realmente novedoso del Manual que es la adaptación del Plan General a las Comunidades de Propietarios, y la sistematización de las cuentas de gastos, atendiendo a los criterios de distribución de los mismos, en vez de a su naturaleza como hace el Plan General, es decir que todos los gastos que se reparten de la misma manera se agrupan en el mismo capítulo de gastos, siendo estos capítulos de gastos (subcuentas de 4 dígitos) las cuentas que aparecen en Balance, y desglosándolas en subcuentas de 7 para realizar los apuntes.
    En cuanto a la adquisición del Manual puede hacerse directamente en la web de CONTACOMUNIDADES, en la dirección http://www.contacomunidades.com/comprar.html.
    Como novedad, puedo informar en primicia a todos los asiduos a este blog de FRAN, que acabamos de lanzar al mercado, en colaboración con BUREAU VERITAS, líder mundial en formación online, el CURSO DE CONTABILIDAD PARA ADMINISTRADORES DE FINCAS, actualizado al PGC 2008, del que podéis encontrar información detallada en la dirección http://bureauveritasformacion.com/contabilidad-para-administradores-de-fincas-657.aspx.

  3. Los administradores viejos se amparan en la no obligacion del sometimiento al PGC aplicando, unicamente, criterios de caja. Llegando a maquillar resultados, ocultando facturas en un ejercicio y pasandolas al siguiente para evitar regularizar saldos.
    ¿el consejo general de colegios de administradores de fincas obliga a aplicar algun principio contable?

    gracias

  4. Qué opinan acerca de la necesidad de tratar un edificio como un inmovilizado contablemente hablando y aplicarlo en el mundo de la administracion de fincas?

    Es decir, es un bien que se amortiza y como tal debe dotarse una provisión que a los 40 años se convierte en ITE (llamese como se quiera) pero el dificio se deteriora y nadie pone remedio desde un principio. Luego toca lidiar con presupuestos abultados y cash en el banco disponible.

    1. Desde luego usando el PGC y la partida doble, para getionar la contabilidad de una comunidad de propietarios, esto que planteas es perfectamente posible, incluso deseable. Otra cosa es que dependiendo del contexto SOCIOECONÓMICO en que nos movamos, los copropietarios estén preparados para asumir el incremento en la cuota ordinaria que supone esta previsión del desgaste de los elementos comunes de una Comunidad de Propietarios.

      Lo que en la práctica suele ocurrir es que los propietarios quieren reducir al máximo el presupuesto ordinario, ajustando el precio con todos los proveedores, con el fin de pagar lo mínimo posible y si luego hay que hacer una derrama extraordinaria para reparar la fachada o pintar los patios, que se pidan varios presupuestos y se distribuya en varios meses el esfuerzo económico para recaudar el importe necesario.

      Creo que esto es así quizás por una falta de cultura contable en la mayoría de los propietarios que no entienden que contablemente esto es fácil de gestionar, incluso separando los fondos para gastos corrientes de los que se van recaudando para hacer frente a la amortización por deterioro de los elementos comunes que son necesario reparar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *